La celebración del 25 aniversario de esta gran convención que ha sido por un cuarto de siglo la más relevante de la industria cristiana en Iberoamérica.

Este magno evento se realizará en la Ciudad del Sol, del 10 al 13 de agosto en el Miami Airport Convention Center (MACC), que se vestirá de gala para recibir a los líderes, pastores, y exponentes más destacados de la música y la literatura cristiana. Será un reencuentro de los ministerios que iniciaron de la mano de Expolit, pero también de aquellos nuevos talentos que se unen para celebrar este hito en la historia.

Durante todos estos años, miles de vidas han sido transformadas a través de las conferencias, libros, talleres, películas y conciertos que se han realizado en el marco de esta convención. Es por eso que «cada persona que ha asistido a Expolit es parte de su historia y de esta gran celebración, pues gracias a su apoyo ha sido posible propagar el Mensaje de Salvación», afirmó Marie Griffin, Directora por más de dos décadas de la convención.

Este año tiene grandes expectativas y anticipó que será la convención más especial de toda su historia. «Estamos celebrando el cumplimiento de un sueño que inició hace 25 años en el corazón de David Ecklebarger, un hombre que tuvo la visión de crear una convención cuyo propósito estuviera destinado a impactar vidas por medio de la Palabra de Dios», expresó Marie, enfatizando que la Gran Comisión ha sido y será siempre el objetivo principal de Expolit.

Por ese motivo, cada año los organizadores de este evento han apoyado un proyecto misionero a nivel mundial, llevando ayuda económica y espiritual a los más necesitados. En años anteriores y gracias al apoyo de los asistentes a la convención, Expolit ha logrado donar más de 90 mil dólares a proyectos misioneros. 

Este año los fondos estarán destinados a ayudar a los cristianos que viven en Oriente Medio, donde la iglesia clandestina está literalmente defendiendo con su vida la fe en Jesús.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »